8 Mandalas TIbetanos para PIntar

Hoy quiero mostrarte mandalas tibetanos para pintar. Las mandalas son diagramas utilizados desde tiempos milenario, la región que fabricó diferentes pinturas de este estilo por primera vez fue el pueblo Indio, gracias al mestizaje esta costumbre fue propagándose por todo el mundo, siendo común hoy en día en los pueblos orientales, americanos y australianos. El primer hombre en utilizar las mandalas con otro fin diferente al religioso fué el psiquiatra suizo Carl Jung, este científico tuvo la idea de aplicarlas como ejercicio de terapias para pacientes con problemas de ansiedad y múltiples desórdenes emocionales, argumentando que era una forma didáctica de observar la individualidad de los seres humanos.

Jung tenía la costumbre de plasmar todos sus sueños en una mandala, practicando esta actividad supo inmediatamente que había una conexión entre el dibujo y su ser interno, esto lo impulsó a crear una teoría sobre la expresión de la psiquis humana; desde el punto de vista científico, Carl Jung asegura que las mandalas representan a la mente humana en su máxima expresión desde los consciente hasta lo inconsciente, a su vez destacó que estos dibujos están fuertemente unidos con el subconsciente colectivo.

Mandalas tibetanas antiestrés

De acuerdo a declaraciones de un gran número de médicos psiquiatras, la mandala es una manera de representar al ser humano en su totalidad, interactuar al menos una vez a la semana con estos diagramas ayuda a curar todas esas lesiones espirituales y de la psiquis, lo que llena de una paz inigualable, aparte que favorece la proyección creativa del individuo así como también la reconexión con su alma; algunos lo describen como un viaje hacia el interior de los pensamientos, lo que permite aflorar la sabiduría que todos llevamos en lo profundo de nuestro ser.

Te invito a hacer la prueba, integra las mandalas tibetanas antiestrés en tu vida y sentirás que la calma o la quietud ha tocado tu puerta, para que te inicies en esta infalible práctica  nos hemos encargado de enumerar para ti 8 mandalas tibetanas para pintar, elige la que más te gusta y diviértete.

Mandala tibetana con estilo original

Mandala tibetana 1

Esta mandala aunque te parezca un poco complicada una vez que comiences a pintar ¡no podrás parar!, tiene un estilo original sin alejarse de las mandalas tibetanas legendarias, puedes intentar colorearla en el lugar que prefieras mientras esté disponible por muchas horas y tenga buena iluminación, para dar un toque más relajante al lugar te recomiendo colocar música antiestrés con sonidos de bosques, agua, entre otras cosas más.

Mandala tibetana para relajación

Mandala tibetana 2

Mientras más detalles tengas para colorear el efecto antiestrés aumenta, si tienes sensación de sueño en medio del coloreado es un buen signo de relajación, puedes dejar la mandala a la mitad para luego continuarla, pero nunca inicies una nueva mandala sin terminar la que has dejado a la mitad; está mandala tiene una dificultad media por lo tanto sería la opción número uno para aquellos días donde no puedes dormir o cuando tus problemas no se alejan de tu cabeza, mientras pintes solo enfócate en los colores que agregas no permitas que pensamientos ajenos a la mandala llenen tu mente, solo así lograrás la relajación que necesitas.

Mandala tibetana para colorear

Mandala tibetana 3

El truco de conseguir relajación coloreando una mandala está en preocuparte por pintar, utiliza los tonos que primero se te vengan a la cabeza, no importa el orden o si todos los motivos iguales estén en tonos diferentes, que tu creatividad sea la única que le ordene a tu cuerpo, es importante que te dediques a pintar mandalas de este estilo cuando sabes que no tienes que hacer otra actividad más tarde, tienes que hacer el coloreado de mandalas tu última actividad del día porque sino no podrás desconectar tu mente por completo.

Mandala tibetana para meditar

Mandala tibetana 4

El modelo de mandala con un cuadrado dentro de ella es clásico de la cultura tibetana, para entonces los únicos que eran considerados con el nivel necesario para meditar con mandalas eran los monjes, ellos las rellenaban con arena de colores y luego seguían meditando con solo observar la imagen por horas; pero para tu suerte existe el internet y no necesitas ser budista o hinduista para intentar desestresarte con una mandala.

Mandala tibetana difícil

Mandala tibetana 5

La dificultad de la mandala cada vez puede ir aumentando, mientras más elementos la integran más tiempo tardas en pintarlas por completo, lo que es ideal en esos días complicados que cualquiera pueda tener, la manera en la que pintes la mandala no interesa pero si te dedicas a cuidar la forma inicial de la mandala los niveles de ansiedad y estrés se esfumaran más rápido, mantén tus ojos abiertos a cada detalle y pinta sin importar las horas.

Mandala tibetana para descifrar

Mandala tibetana 6

Es costumbre que las mandalas tibetanas tengan en su centro un símbolo del budismo, como por ejemplo la imagen que ves, cada elemento de una mandala guarda dentro un secreto que muchos aún no han podido descifrar ya que solo lo sabían los monjes más viejos de esta religión. Las mandalas a parte de ser un método antiestrés, también forman parte de la historia humana.

Mandala tibetana de meditación

Mandala tibetana 7

Los budas en fechas especiales honraban a las deidades divinas con mandalas donde ellos fueran los protagonistas, por eso es común observar mandalas con dioses en su interior, estos en ocasiones eran acompañados por signos u otras deidades de menor tamaño que tengan relación con el Dios alabado; para los creyentes del budismo estas mandalas no pueden faltar dentro de su santuario de meditación.

Mandala tibetana con signos

Mandala tibetana 8

En otras ocasiones no eran dioses la figura central de la mandala sino solamente un signo, como ves en esta imagen, el signo que se encuentra en el centro es “Om” un mantra sagrado para los budistas porque es la palabra con la que inician todos sus rituales de meditación.

No importa si pintas mandalas como una forma religiosa de conseguir tu yo interno, o si solamente es un instrumento para aliviar las tensiones del día a día, lo único que debe quedar claro es que si decides pintar mandala debes enfocarte solamente en ello, que los colores trazados en el papel sean un mensaje de tu alma y que tu estes dispuesto a luego interpretarlos.

Tenemos otros modelos de mandalas para colorear  para adultos, otros de mandalas de animales que de seguro te gustarán. Y si quieres lo último en mandalas puedes visitar el post con las mandalas para dibujar y pintar en 2016.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Comparte este artículo!

Comparte con tus amigos si te ha gustado.